Compartir en Facebook

Una Decoración Para Tu Buena Suerte

Thursday, July 2, 2015

Compartir en Facebook
anuncios
Anuncios
Si bien es cierto que cada persona es artífice de su propio destino, la fe y las creencias siempre han existido. Pensar en que un objeto, un adorno o una imagen aportan buenas o malas vibras o que atraen o alejan la suerte es algo común en casi todas las culturas. Por eso la elección de elementos varía según el lugar donde se nace, las costumbres familiares y el entorno. “La buena suerte es algo que todos desean. Muchos piensan que cae del cielo, otros que se atrae con amuletos, mi opinión es que tú la puedes crear”, dice la diseñadora de interiores y eventos Maritza Báez Acta. “Las situaciones que se presentan en tu vida dependen de ti mismo, de cómo actúas”, considera. Energías buenas o malas La decoradora comenta que en República Dominicana existen muchas supersticiones con respecto a la buena o mala suerte y, como consecuencia, a muchos objetos decorativos se les asignan propiedades positivas o negativas. “El objeto en sí no tiene ningún poder a no ser el que tú le das”, dice Báez Acta, pero a veces es inútil luchar contra la fe, y se colocan estos elementos en la casa ‘por si acaso’. “No perdemos nada evitando elementos etiquetados como de energía negativa, pues algunos hace miles de años que están etiquetados así”, dice la experta, y añade que si lo que se busca es la prosperidad y el bienestar en la vida, lo mejor es procurar tener pensamientos positivos. “Sólo tus pensamientos y tu comportamiento son los responsables de tu suerte. Visualízate con éxito y así será”, dice. “Buena vibra” Elementos de determinadas culturas como la china y la hindú han sido tradicionalmente relacionados con la prosperidad y las “buenas vibras”. Estos objetos suelen ser incluidos en la decoración del hogar. Ejemplos de esos detalles son las fuentes de agua, los sonajeros, las velas y el incienso. Diseño interior ¿Con buena o mala vibra? Maritza Báez Acta, decoradora de inmuebles y eventos, destaca que artículos relacionados con la buena suerte suelen ser símbolos o imágenes religiosas (para quien profesa determinada fe); ciertas flores y plantas, herraduras, piedras semipreciosas y animales como los elefantes. En cambio las vibraciones negativas se relacionan a elementos secos (plantas y flores), el número 13, artículos provenientes de animales muertos (pieles, dientes, cuernos, huesos) y caracoles y otros elementos marinos. Se debe tener en cuenta que hay elementos relacionados tanto a la buena como a la mala suerte, dependiendo de ciertas condiciones que se deben cumplir. También elementos de determinadas culturas, como la china o la hindú, tradicionalmente relacionados con la prosperidad o las buenas vibras, suelen incluirse en la decoración, como fuentes de agua, sonajeros, velas, incienso e incluso determinados colores. A continuación detalles ofrecidos por la decoradora respecto a algunas piezas decorativas relacionadas con la buena o mala suerte: SÍMBOLOS SAGRADOS O VENERADOS: En distintas culturas o religiones hay diversos símbolos sagrados, entre ellos destaca la cruz del cristianismo o el jamsa, conocido como ‘mano de Fátima’, ambos muy usados como elemento decorativo El número 13: Vinculado a la poca suerte. Algunos hoteles, filas de aviones y hasta camas de hospitales lo evitan pasando del número 12 al 14. Es también el centro de una fobia. Partes de animales: Ancestrales mitos y creencias hablan de las malas vibraciones que tienen los elementos decorativos realizados de partes de animales como colmillos de elefantes, cabezas o cuernos de renos o arces y pieles de cebras, jirafas, osos o tigres para alfombras. Aunque antiguamente eran símbolos de poder, valentía y superioridad, hoy se cree que cualquier ser vivo sacrificado llevará carga negativa al hogar. Máscaras tribales: Los adornos étnicos, especialmente las máscaras de lugares como África, donde abundan tribus que usan estos elementos en distintas ceremonias, no son convenientes pues usualmente se desconoce en qué rituales se emplean. Esculturas, caretas, lanzas, tambores son otros ejemplos. Piedras semipreciosas y cuarzos: Aunque se emplean mucho en joyería, su uso en artículos de decoración es también muy apreciado. Se los relaciona con distintos beneficios dependiendo de la piedra y su energía y color. Algunas de las más apreciadas son amatista, ágata, acerina, aguamarina, circonia, cornelia, citrino y muchas más. Caracoles y elementos marinos: República Dominicana es una isla y como tal está rodeada por el mar. Cuando sacas a un ser vivo de su hábitat ya está sin vida, lo que significa que está cargado de energía negativa. Un fósil no tiene vida, por esto muchas personas evitan los caracoles y conchas, los caballitos de mar disecados, caparazones de tortugas, los merlins y estrellas de mar disecados y corales. Espejos: En la decoración de interiores su uso es casi obligatorio por su propiedad de reflejar la luz y crear una continuidad visual en espacios pequeños. Deben estar muy limpios y reflejar una imagen nítida. Prefiere usar los que no están biselados con formas abstractas pues deforman las imágenes y esto no es positivo. Su papel en la mitología es muy importante y existen muchas leyendas. Una cuenta que como los primeros espejos eran tan costosos al romperse uno la persona que lo estaba manipulando tendría siete años de mala suerte. Para algunos la leyenda perdura. Herradura: Por mucho tiempo se le ha considerado poderoso amuleto para atraer la fortuna y alejar espíritus malignos. Su forma, parecida a otros símbolos venturosos como el medio círculo o la media luna creciente, el óvalo y la “U”, le dieron su reputación de dar suerte; además, el hierro del que están hechas se asocia con la fuerza y el poder. Elefante: Se cree que atrae prosperidad, buena suerte, longevidad, paciencia, fertilidad, poder, sabiduría, lealtad, protección, aleja envidias y hace al hogar más resistente ante las adversidades. Sagrado en las culturas tailandesa e hindú, el elefante despeja caminos, es de buen augurio y debe colocarse siempre en la entrada, y con la trompa hacia adentro de la casa. Flores: Nada llena de más bienestar y alegría interior que un ramo de flores frescas. Llena tu casa de ellas, pero recuerda que inmediatamente se marchiten debes desecharlas. Cuando cortas las rosas de su tallo en la tierra empieza su muerte prematura lo ideal es tener plantas que florezcan; por esto, las orquídeas son las preferidas por su belleza y durabilidad. Evita todo tipo de ramas secas pues están sin vida. El ‘lucky bamboo’ y el palo de Brasil son favorables y se dice que atraen la buena vibra. Relojes: Fueron creados para medir el tiempo y por este motivo no es recomendable que estén sin funcionar. Si son antiguos los famosos cu-cu o digitales siempre deben estar funcionando; en caso contrario, deséchalos.
Anuncios


Powered by Jasper Roberts - Blog