Compartir en Facebook

Cantantes Piden Que Se Proteja El Merengue

Thursday, July 2, 2015

Compartir en Facebook
anuncios
Anuncios
El lanzamiento del libro “Merengueros”, autoría del periodista Fausto Polanco, se convirtió en un histórico encuentro de músicos y cantantes de merengue que desembocó en un junte musical. Reconocidas voces del género confluyeron bajo los acordes del emblemático “Compadre Pedro Juan”. Efusivos abrazos, saludos y expresiones de confraternidad fueron manifestados por los presentes, anteanoche, en la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito. Wilfrido Vargas, quien habló en nombre de los cantantes del ritmo, aprovechó el escenario para recordarle al presidente Danilo Medina la falta de compromiso con el merengue que han exhibido todos los gobiernos. Pidió la anuencia de los presentes para reiterar su preocupación por la falta de un instituto del merengue que se dedique con exclusividad y recursos a investigar, consolidar y desarrollarlo como ritmo, y a los merengueros como actores principales del mismo. “El presidente Medina ha dicho que el turismo debe ser la locomotora del desarrollo. Y el turismo no tiene un aliado más efectivo que el merengue. Es por eso que se hace impostergable la creación del Instituto Nacional del Merengue”, expresó, generando aplausos de los presentes. Sobre la obra “Merengueros”, Wilfrido la definió como un aporte nacional histórico, una especie de enciclopedia musical “que servirá de consulta obligatoria y necesaria, a todos los que quieran conocer la historia del merengue y de la nación dominicana”. “En nombre de todos los merengueros dominicanos expreso nuestro agradecimiento por su hermoso gesto de publicar un libro, donde se destaca el papel jugado por nosotros en la historia moderna del principal ritmo musical de la República Dominicana y uno de los más influyentes de América Latina”, dijo. Destacó que Polanco ha logrado darle vida y esencia a esa realidad que representan los meregueros dominicanos. La valoración de intelectuales En la actividad, el director del periódico El Día, Rafael Molina Morillo, quien se encargó de revisar la obra, expresó: “Estamos ante un verdadero acontecimiento artístico y discográfico. Cuando tengan la obra en sus manos verán que se trata de una joya por su valioso contenido e invaluable presentación”. El crítico y escritor Diogénes Céspedes estuvo a cargo del prólogo y explicó que se trata de una labor de 15 años de investigación que arrojó una enciclopedia que recoge una retrospectiva acerca de los directores, intérpretes, productores de discos y temas musicales, entre otras estadísticas. El cuidado de edición estuvo a cargo de Rafael Peralta Romero. Fausto Polanco (en la imagen, abajo) es editor de arte y espectáculo del periódico El Día, desde su fundación, hace 13 años, y se ha convertido en un defensor del ritmo dominicano, siendo el artífice de la campaña “Un día para el merengue”, que generó un decreto para establecer un día oficial, cada 26 de noviembre. Auge del merengue fue de 1983 a 1986 Es la primera vez que el merengue recoge en compendio las estadísticas de su producción durante su período de mayor esplendor. El periodista Fausto Polanco, durante la puesta en circulación de su libro “Merengueros”, en su discurso dio a conocer históricas informaciones sobre el ritmo dominicano. Según una investigación, que le conllevó 15 años, “el mayor auge del merengue ocurrió entre 1983 y 1986, época en que debutaron más de 50 orquestas de renombre. También, otras de menor impacto y decenas de grupos musicales radicados en las diferentes provincias del país, Nueva York y Puerto Rico”, expuso. Más de mil merengues lograron el éxito en la radio durante esos cuatro años. Ya que solo 15 orquestas sonaron más de 400 hits en este lapso, entre ellas: Fernando Villalona, Alex Bueno, Aníbal Bravo, Aramis Camilo, Carlos Manuel, Wilfrido Vargas, Aníbal Bravo, Bonny Cepeda, Johnny Ventura, Milly Joselyn y Los Vecinos, Dioni Fernández, Luis Ovalles, La Gran Manzana y Juan Luis Guerra. Algunas de estas grabaron hasta dos discos de larga duración (LP) en solo un año, es decir, que entre 1983 y 1986 se grabaron más de 3,000 merengues, entre éxitos y canciones que no sonaron. Aventajado Alex Bueno fue uno de los más aventajados, pues en cinco discos pegó 46 canciones de forma consecutiva. Su pegada fue sin precedentes y descomunal, a tal punto que fue el único en poner a pensar a Fernando Villalona. Una acogida similar tuvo el merenguero Sergio Vargas, convirtiéndose en un ejemplo para la juventud La Orquesta Internacional, dirigida por Ramón Orlando, alcanzó un impacto asombroso en los seguidores del merengue. De 1986 a 1991 consiguió más de 50 éxitos en sus primeros siete álbumes en las voces de ocho de sus 10 cantantes. Sin lugar a dudas, Johnny Ventura es el merenguero con más hits, debido al alto volumen de su discografía, los cuales se aproximan a 400, tomando en cuenta que ha grabado cerca de 800 canciones. Cabe destacar que solo entre 1973 y 1977 grabó más de 15 discos de larga duración, una media de 3 por año. Mientras que Dioni Fernández se convirtió en la escuela de los merengueros, forjando tantos líderes exitosos, siguiendo los pasos de su padre artístico, Wilfrido Vargas. Bonny Cepeda y Aníbal Bravo también fueron fábricas de nuevos talentos En los 80, en cada hogar dominicano había un imitador de Aramis Camilo, exhibiendo el atuendo de los años 20 y 30 a lo Al Capone, vistiendo sombrero, lentes oscuros, guantes y su peculiar varita. O un Carlos Manuel (El Zafiro), con el cuello henchido de cadenas de plata, goldfield u oro. Y en los hogares de nutrida familia, emulaban a Los Hermanos Rosario, orquesta que impuso el baile femenino, pues muchas chicas querían ser como Francis Rosario. Otros se convertían de Los Kenton, tratando de igualar sus contagiosos y difíciles bailes. Este libro enfoca de manera especial un fenómeno digno de análisis llamado Coco Band. El grupo, compuesto por jóvenes vocalistas desconocidos, como Pochy Familia, Silvio Sosa, Kinito Méndez y Bobby Rafael, hizo camino con un merengue refranero y pueblerino, conquistando así el gusto de los dominicanos. En toda la década de los 80 y 90 no hubo en el país una agrupación con tanta incidencia y respaldo. Coco Band fue la orquesta que más canciones pegó de forma consecutiva. En siete álbumes logró 64 éxitos musicales, entre los años 1988 y 1995. Pochy es el merenguero erudito, posee tres carreras universitarias y seis maestrías. Es contable, economista, abogado y sigue estudiando. Sin embargo, Fernando Villalona es quien posee el récord de más pegada en porcentaje que haya tenido artista alguno en la República Dominicana. De 240 canciones que ha grabado, 196 fueron hits musicales, lo que se traduce en el éxito del 81.3% de su discografía, es decir, que solo 44 de sus temas musicales no lograron triunfar, durante 43 años de carrera, de 1972 a 2015. (+) DÉCADA DE LOS 90 Y SUS MERENGUEROS Kinito Méndez fue el más prolífico en los 90, convirtiendo en éxito todo lo que pasaba por sus manos. Fue uno de los fundadores de Coco Band, donde pegó 12 éxitos, luego creó a Rokabanda con la que logró 30 hits musicales y tres años después fundó su orquesta, con la cual se mantiene desde 1994 “haciendo merenguito pa’ comer y pa guardar”. Y si a esto le sumamos el auge de Rikarena, orquesta satélite de su propiedad, estamos hablando del productor de merengue más creativo de los 90. A Kinito le siguieron Héctor Acosta y los Toros Band y José Peña Suazo con su Banda Gorda, quienes lograron más de 40 éxitos cada uno. En la última década del siglo pasado el merengue se ha mantenido gracias a figuras establecidas como Eddy Herrera, Héctor Acosta, Sergio Vargas, Los Rosario, Rubby Pérez, Míriam Cruz, El Jeffrey, Fernando Villalona, Toño Rosario y otros importantes exponentes. Sin dudas que el nombre de Juan Luis Guerra también debe estar en esta obra, lo que se prometió en una nueva versión. (( RAMÓN ORLANDO LOGRÓ UN “IMPACTO ASOMBROSO”. De 1986 a 1991 consiguió más de 50 éxitos en sus primeras siete producciones musicales en las voces de ocho de sus 10 cantantes. En 1992 recibió la mayor cantidad de estatuillas de los premios Casandra de Acroarte: siete en total, incluido el Soberano, máximo galardón de dicho certamen. Ramón Orlando y la Orquesta Internacional representaron en 1990 al país en el Festival de Música Caribeña. ((Más) EN DATOS Mujeres en el ritmo Aportes) La mujer tuvo sus aportes en el ritmo dominicano. Casos como los de Milly Quezada, Míriam Cruz, Belkys Concepción y Las Chicas del Can estarán registrados por siempre en nuestra historia. Ellas reivindicaron a la mujer en el merengue. Actualmente Milly y Míriam continúan entre las orquestas más importantes del ritmo dominicano. Con 40 años en el ritmo Milly Quezada) Milly es la única merenguera que se ha mantenido por 40 años en la música de forma ininterrumpida enarbolando la bandera dominicana en playas extranjeras. Ella ha grabado 246 canciones en cuatro décadas. Mientras que Belkys puso de moda las orquestas de mujeres y Míriam se impuso por su carisma y voz angelical. Disquera influyente Bienvenido Rodríguez) Bienvenido Rodríguez, indu-dablemente, es el “disquero del merengue”. El 60% de los intérpretes del género fue parte del catálogo de su disquera Karen Records, la mayoría con notable éxito radial y de ventas. Mientras que un 20 por ciento lo acogió el empresario cubano Mateo San Martín (fallecido el pasado año) y su disquera Kubaney. Apoyo de disquera J&N Records) El merengue tuvo una riqueza muy particular y un respaldo extraordinario de los hermanos Juan Hidalgo y Nelson Estévez y su empresa J&N Récords. La mayoría de las orquestas exitosas de los 90 fueron apoyadas por J&N Récords, como Los Toros Band, Kinito Méndez, Rokabanda, Peña Suazo, Rikarena y Eddy Herrera, entre otras.
Anuncios


Powered by Jasper Roberts - Blog